La oleada de inmigrantes en balsas de juguete dispara el precio de las barquitas
10 de diciembre de 2012 | Temas: Noticias | Controles | Frontera

El País, 10-12-2012. Una flotilla de balsas de juguete ha zarpado en las últimas semanas de Marruecos con pequeños grupos de subsaharianos a bordo. Sentados en la borda, reman a la desesperada, casi siempre de día, luchando contra las olas y el viento y achicando agua. Un viaje peligroso en una embarcación que está pensada para jugar en la orilla. El método es arriesgado, pero barato, y tiene una ventaja: los inmigrantes organizan el viaje por su cuenta y esquivan a las mafias, que cobran una media de 900 euros por persona para hacer la travesía en una patera a motor. Noticia completa

Funcionando con SPIP | Diseño y desarrollo URCM