Mientras otros cierran las puertas a los inmigrantes, Canadá las abre
7 de febrero de 2017 | Temas: Interculturalidad/Convivencia | Iniciativas Ciudadanas | Noticias | Asilo y Refugio

El País, 07-02-2017. Vanig Garabedian, un médico sirio de 48 años, se ha convertido en una celebridad en Canadá. Al aterrizar en Toronto en diciembre de 2015, Justin Trudeau lo recibió en el aeropuerto. Hace pocas semanas hizo llorar al primer ministro en un acto en que contaba su primer año en el país. “Me siento realmente en casa, actuando como un canadiense. También mis hijas”, dice. En el Centro Comunitario Armenio, a las afueras de Toronto, la gente lo saluda. En la cafetería, una decena de hombres mayores mantiene una divertida tertulia. En el vestíbulo, los niños corren hacia sus aulas. Y en la planta de arriba, se celebra una clase de informática para refugiados sirios. Las escenas y la historia de Garabedian alimentan la imagen de Canadá como tierra de acogida al extranjero. Noticia completa

Funcionando con SPIP | Diseño y desarrollo URCM