El Negro
20 de agosto de 2015 | Temas: Interculturalidad/Convivencia | Asilo y Refugio | Frontera

EntreParentesis, 20/08/2015, por Jose Luis Pinilla. Reem, una joven palestina refugiada procedente del Líbano, se echó a llorar cuando la canciller alemana Angela Merkel en una escuela de Rostock se acercó a ella. La sonriente adolescente había contado en un perfecto alemán (que elogió la misma canciller), su fácil integración en la escuela multicultural donde llegó hace cuatro años desde Líbano. Al mismo tiempo expresaba su deseo de que se resolviera favorablemente la solicitud de asilo esperada desde hacía cuatro años para su familia. El llanto surgió cuando no encontró la respuesta deseada para que su padre tuviera un trabajo regular o ella pudiera plantearse su futuro a medio plazo. Leer más

Funcionando con SPIP | Diseño y desarrollo URCM