Nadie sin Futuro

Borrón y cuenta nueva para 5 millones de ’sin papeles’: las claves de la reforma de Obama 47

24 de noviembre de 2014.    En De interés    Tags: Noticias | Legislación | Irregularidad

20 Minutos, 23-11-2014. A Astrid Silva la trajeron a Estados Unidos cuando tenía cuatro años de edad. Sus únicas posesiones eran una cruz, su muñeca y el vestido con volantes que llevaba puesto, hecho por su madre. Cuando comenzó la escuela no hablaba nada de inglés. Para ponerse al nivel de los otros niños leía el periódico y veía la PBS. Se convirtió en una buena estudiante. Su padre trabajaba como jardinero. Su madre limpiaba casas de otras personas. Ellos no querían que Astrid presentase una solicitud para ingresar a una escuela de tecnología por temor a que los trámites revelaran que era una inmigrante indocumentada. Astrid presentó la solicitud a sus espaldas, e ingresó, pero siguió viviendo en las sombras. Hasta que su abuela, que venía de visita todos los años desde México, falleció, y Astrid no pudo asistir al funeral por el riesgo de ser descubierta y deportada.

Noticia completa


Boletín de novedades
Suscríbase a nuestro boletín para recibir en su correo electrónico las novedades de la web

Buscar


Temáticas


Archivo
Si desea realizar una búsqueda más minuciosa puede consultar nuestro archivo por fechas, temáticas, etc.



Cáritas EspañolaCáritas Española 2017 | RSS 2.0
XHTML 1.0 Transitional! | Responsive Web Design

Creado por URCM con SPIP